ver todas las noticias noticias

La Copa América de Fútbol Callejero 2015 se jugó en Buenos Aires

MAYO | 2015

200 chicos de Argentina, Bolivia, Brasil, Catalunya, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay,  participaron de la Copa América de Fútbol Callejero 2015 en Palermo. HoySeJuega estuvo ahí y te lo cuenta.


        imprimir

El fin de semana pasado nos fuimos al Rosedal de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires. Tras una diagonal, bastante extensa, por su paisaje habitual, unas vallas y un arco inflable marcaron la llegada al destino: Bienvenidos a la Copa América de Fútbol Callejero 2015.

Bastó caminar unos pasos para sumergirse en un mundo aparte dentro de la ciudad. Buenos Aires había dejado de existir, para transformarse en todo el continente americano y un poco más. Cada metro recorrido era una cultura diferente, un baile, un mate, una camiseta, una bandera, un rasgo, un idioma, un color. Todo eso en torno a dos canchas de cemento, con sus respectivas tribunas, un tablero, que anunciaba los partidos de la fecha, un escenario con la ansiada copa , carpas, que hacían las veces de vestuario, dos animadores y una pantalla gigante que mostraba la estadía de las delegaciones en el país y marcaba las reglas básicas del fútbol callejero.

-Este deporte consta de tres tiempos. En el primero, los equipos deciden las reglas con las que van a jugar el partido. En el segundo se lleva adelante la parte deportiva, es decir, los dos equipos juegan entre sí  con las reglas que pactaron antes. Finalmente, en el tercero, los jugadores y los coordinadores evaluan si se cumplieron las reglas pactadas y si se honraron el compañerismo, la integración y la solidaridad. La conjunción de esos tres tiempos, determina el resultado del encuentro. Es decir, no necesariamente gana el que más goles hace.

- Se repetía una y otra vez en el video. ¡¿Van a hinchar por Brasil?!
Se escuchó derrepente frente a la tribuna lateral de la cancha número uno.


La delegación brasilera (de San Pablo) se habia presentado para disputar el primer partido de la jornada de Cuartos de Final  y su DT no tenía problemas en interectuar con un grupo de chicos, de no más de 12 años, que se ubicaban sobre  los tablones superiores. Del otro lado, y mucho más serio, el equipo chileno, que contaba con banderas y apoyo detrás de su arco, pero con una actitud bastante más recatada que los de la Verde Amarela.

Con el comienzo del segundo tiempo, tras definir las reglas reunidos en ronda, se pudo ver de qué se trataba todo esto. Los equipos son mixtos (tres varones y dos mujeres), no hay arbitros, solo coordinadores que actuan en caso de necesidad y las faltas las cobran los mismos chicos. Si un rival se cae, se para todo para levantarlo y atenderlo.  Se juega con alguien, no contra alguien. Se quiere ganar, sí, pero no por encima del bienestar de los contrarios. 

Desde lo deportivo, poco pudo hacer el conjunto chileno. Fue 6 a 0 (12 a 6 tras el tercer tiempo), producto de algunos errores defensivos, aciertos ajenos y, sobretodo, la figura de Rafael, el arquero contrario, que respondió de manera eficiente cada vez que lo exigieron y se ganó a un grupo de hinchas que hasta le pidieron fotos una vez terminado el encuentro. En los otros partidos de los Cuartos de Final, mientras tanto, Colombia derrotó a Perú, Argentina (Conurbano) a Catalunya (invitado europeo) y Ecuador a Paraguay (por penales).

“Nuestra lucha es transformar la realidad y no acomodarnos a ella” Una de las banderas ubicadas atrás del arco de Chile

- ¿Cómo quedaron las semis?.- Le preguntó una chica a un hombre mayor al borde de  la cancha 2 

- En el pizarrón decía Argentina contra Colombia y Brasil contra Ecuador.- Respondió él

- ¿Pronósticos?

- Creo que pasan Colombia y Brasil. A Argentina no lo veo, tiene un buen arquero, pero los colombianos juegan barbaro y son los campeones del mundo.-

Con ese augurio, y los partidos jugándose en simultaneo, comenzaron las semi finales. Argentina era el local, y contaba con la mayoría del público, pero del otro lado estaban los campeones del Mundial 2014 ( que se había disputado en Brasil), Colombia, un grupo de chicos con los colores de la bandera pintados en la cabeza, literalmente. Ambos equipos  fueron ovacionados en cuanto salieron a disputar el primer tiempo.

El fútbol callejero es mixto, dicen sus reglas, pero vale aclarar que esto no es una mera cuestión de compromiso, sino que muchas de las chicas que integran las delegaciones, realmente tienen un papel importante. El segundo tiempo entre argentinos y colombianos fue un claro ejemplo de eso, ya que la número 7 del conjunto cafetero, fue la gran figura del partido, marcó dos goles, presionó y recuperó infinidad de pelotas, condujo a sus compañeros y mostró una técnica y un sentido táctico del que pocos pueden hacer gala.

Medias bajas, como los que saben, para la figura de la selección colombiana, que ordena a su equipo frente a la salida argentina.

Fue 5 a 2 para el campeón del mundo. Hubo festejo por parte del vencedor y decepción entre los chicos argentinos, aunque entre unos y otros se consolaron y felicitaron mientras iban caminando a realizar el tercer tiempo. En el camino, pasó el equipo ecuatoriano, visiblemente golpeado, ya que había caído ante Brasil. El tercer periodo mostró la unidad entre ambas selecciones. Entre abrazos, lágrimas y gestos de amistad, determinaron que las dos delegaciones habían cumplido con lo planteado desde un principio y honrado la solidaridad, compañerismo e integración.  Antes de terminar, uno de los jugadores argentinos pidió la palabra.

- Antes que nada, muchas gracias por venir. Estamos muy contentos de haberlos conocido y jugado con ustedes. Para mi , y para todos nosotros, son los mejores y tienen todo para ganar la Copa.- Cerró en medio de un aplauso.

Ambos equipos posan para las cámaras. Argentina irá por el tercer puesto ante Ecuador. Colombia, por el título ante Brasil.

El momento de la final había llegado. De un lado, Brasil (San Pablo), del otro, Colombia. Los dos equipos que mejor habían tratado a la pelota entre los 70 partidos que tuvieron las tres jornadas de Copa, se enfrentaban para definir al ganador del trofeo Nelsa Curbelo 2015. El marco era acorde a la ocasión. Las tribunas y los laterales de la cancha número uno se encontraban repletos de gente. 

- ¿Quienes hinchan por Brasil?.-  Se escuchó por los parlantes y provocó la locura de la banda brasilera, que entre bombos, cantitos y simpatía, habían captado a gran parte del público.

- ¿Dónde están los hinchas de Colombia?.- Volvió a sonar por los altavoces, para que un grupo sobre la primera tribuna levantara los brazos y se hiciera sentir.

Tras definir las reglas, reunidos en círculo y con traductor de por medio, la pelota comenzó a rodar. Los brasileros tomaron la iniciativa, presionando, cortando a la número 7 colombiana y saliendo rápido desde el fondo. Los cafeteros, en tanto, con su jugadora principal bien marcada, tuvieron que pasar la generación de juego hacia otros.

Con el correr del tiempo, el dominio de la Verde Amarela se fue haciendo más grande. No superaban a su rival como con Chile y Ecuador, sino que los obligaban a rematar incómodos, sin claridad, para que su arquero se luciera, una vez más, y pudiera buscar a las dos torres que se paraban arriba con un pase rápido. De esa forma, con un saque de arco largo y el número 9 bajando lo que le tiraran para habilitar a sus compañeros, llegaron los tres goles del conjunto carioca.  

Fue 3 a 0 (12 a 9 tras el tercer tiempo).  La banda brasilera explotó, con sus platillos, cantitos y bailes, mientras  que los chicos colombianos se mostraron con la decepción lógica del resultado, aunque fueron consolados rápidamente por sus rivales, que hasta resignaron parte del festejo para abrazarlos y animarlos.

La banda brasilera que alentó y fue el centro de atención en cada partido que jugó su equipo. Simpatía y ritmo.

Tras cumplir con el tercer tiempo, dio inicio la entrega de premios. Cada una de las 14 delegaciones presentes en El Rosedal, se llevó una medalla por haber participado del torneo. El bronce fue para Argentina, que derrotó 6 a 0 (12 a 6) a Ecuador, la plata para Colombia y el equipo representante de la Patagonia (conformado por chicos de educación especial) se llevó la Copa Ciudad de Buenos Aires.  El último en subir al escenario fue, obviamente, Brasil, que entre medio de una lluvia de papelitos celestes y blancos, al mejor estilo Champions, recibió el trofeo Nelsa Curbelo 2015.

Los papelitos comenzaron a volar, las fotos a multiplicarse por doquier y los chicos de las diferentes delegaciones a festejar, jugar y charlar entre ellos. De fondo, Jambao se encargaba de ponerle el cierre perfecto al evento con un recital en vivo, que hizo bailar a cada uno de los presentes, sin importar la nacionalidad.  El sol de la tarde de Palermo ya no estaba, las luces se habían encendido hace rato y el frío aparecido después de bastante tiempo. Mañana, cada uno volverá a su  rutina, a su vida diaria, pero lo vivido en esta Copa América 2015 dejará una marca dificil de olvidar para los 200 chicos que participaron de ella. El fútbol une, por sobre todas las cosas, y este sábado no fue la excepción.

La foto final del campeón. Brasil se llevó la Copa Nelsa Curbelo 2015.

Colabora en esta nota: @sebmaguilera 


        imprimir

Copa Nelsa Curbelo 2015 Copa América de Futbol Callejero 2015 Futbol callejero

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba