ver todas las noticias noticias

La Re Pandilla, un equipo salido del barrio

ENERO | 2015

Nicolás Corvalán es uno de los fundadores de La Re Pandilla, equipo de los torneos TdeA. Un grupo de amigos, seis años de competencia y varios trofeos conseguidos.


        imprimir

La Re Pandilla es uno de los equipos más representativos de los torneos de TdeA de Núñez. En seis años de competencia ha logrado ganar dos títulos, salir subcampeón y meterse en las semis de otro. Charlamos con uno de sus fundadores, Nicolás Corvalán, para que nos cuente el pasado, presente y futuro de su Pandilla.

HoySeJuega: ¿Como nació La Re Pandilla?

N: Todo esto nació hace seis años. En principio nos llamábamos Los Pibes del barrio, porque la mayoría éramos de la misma zona. Lo armamos entre tres amigos, pero luego de dos torneos, el equipo se disolvió y decidimos llamar a otros chicos, amigos o conocidos. Como ya no era un equipo de barrio, y como éramos muchos, nos pasamos a llamar La Re Pandilla.

HSJ: Arrancar un proyecto siempre tiene trabas ¿cuáles fueron las dificultades que encontraron en La Re pandilla?

N: Nuestro mayor problema siempre fue la falta de compromiso de ciertos jugadores. No podíamos mantener una base sólida y partido a partido eran siempre caras nuevas, a excepción de tres o cuatro que íbamos todos los partidos.  Con el correr de los torneos siempre manteníamos el mismo problema. Incluso mis otros dos amigos fundadores también se fueron y quedé yo solo a cargo. Ahí tuve que recurrir a otros amigos de mi barrio, conocidos y hasta llamar a gente que conocía por haber jugado en contra en el torneo y había quedado buena onda. Sábado tras sábado era tratar de completar seis para presentarnos a jugar, si teníamos uno o dos cambios posibles era mucha casualidad.  Cuando parecía que habíamos formado una base logramos meternos en la semifinal. Perdimos por la mínima, pero logramos quedarnos con un tercer puesto histórico para nosotros, luego de tres años jugando en el íbamos.

HSJ: A pesar de las dificultades, pasaron de ser un equipo que no tenía una base definida a uno estable que juega hace seis temporadas. ¿Cuándo se dio el punto de inflexión? 

N: Cuando se me terminó la paciencia y las ganas de seguir remándola. Volví a hablar con mis dos amigos que se habían ido y llegamos al acuerdo de pasarnos a fútbol 6, que se juega los viernes por la noche. De esta forma la mayoría podía cumplir y eso generó una base que se mantiene hasta el día de hoy.


HSJ: ¿Les costó el cambio? ¿adaptarse al fútbol 6?

N: Para los que éramos participes del equipo fue empezar algo nuevo. La meta estaba en conseguir una identidad de juego. El primer torneo que jugamos los viernes por la noche terminamos primeros por diferencia de gol con el segundo (que nos ganó). En la etapa de eliminación ganamos los cuartos por 8 a 2, las semis 4 a 3, contra un rival durísimo que también nos había costado en la etapa de clasificación, y llegamos a nuestra primera final, pero no encontramos el juego, tuvimos muy pocas llegadas y perdimos 4 a 0. Creo que el hecho de ser nuestra primera final nos costó, estábamos todos nerviosos y no salió nada. Nos enfrentamos a un rival con experiencia en esas instancias y eso pesó. Así y todo estábamos con la frente en alto, era la primera vez que jugábamos todos juntos y habíamos llegado a la final, que no es poca cosa. No nos rendimos y nos dimos revancha para un próximo torneo.


HSJ: Y la revancha no tardó en llegar, porque ya consiguieron dos títulos. ¿Cuál es el que más recordás?

N: En el 2013, ya pasado mediados de año, empezábamos un nuevo torneo, con ilusiones renovadas y camiseta nueva también. Hicimos una etapa de clasificación excelente, ganando nueve partidos, empatando uno y perdiendo uno. En cuartos enfrentamos al séptimo de la general y casi pagamos los platos rotos por confiarnos, pero ganamos 6 a 4.  En semis jugamos muy bien, llegamos al arco contrario y no perdonamos. Ganamos 10 a 4 con mucha categoría, algo impensado por el rival al que enfrentábamos.  En la final nos tocó contra el que nos había ganado en la etapa de clasificación. En lo personal estaba muy nervioso, pero muy metido a la vez, porque quería lograr algo que venía buscando desde hacía seis años. En aquellos tiempos era una fantasía, pero ese día la oportunidad era clara, nítida.

HSJ: ¿Qué recordás de aquella final? ¿Cómo fue el partido?

N: Increíblemente nos cedieron la posesión de la pelota, nos dejaron jugar. Ante la falta de presión de ellos, nosotros nos dedicamos a rotar la peltota y a profundizar cuando podíamos. Ellos, desconcertados porque no podían llegarnos, se empezaron a pelear y discutir. En una jugada rápida, en un tiro libre a favor, el 10 nuestro aprovechó que el arquero estaba distraído y metió un puntazo que fue el 1 a 0. Todo parecía a nuestro favor.  En el segundo tiempo nos pusimos 2 a 0, gracias a la escapada de uno de nuestros defensores que remató y tuvo la suerte de que la pelota se desviara para descolocar al 1 de ellos. Parecía que estaba liquidado, porque ellos estaban en la nebulosa, pero empezaron los cambios y empezaron los problemas. Cambiamos a los dos chicos del medio para que recuperen aire y eso fue el peor error. Nos empezaron a llegar y no teníamos respuesta en el medio. Nos llegaban por todos lados y se caía de maduro que nos iban a hacer un gol. Nos empataron n el partido y siguieron llegando. Volvimos a hacer un cambio y tampoco sirvió, de hecho, se pusieron 3 a 2. La ilusión se nos escapaba y anímicamente estábamos muy golpeados, ya que faltaban ocho minutos y parecía imposible. Decidimos volver a la formación inicial y así llegamos al empate. En un tiro libre a favor, me la abrieron para mi y le di con mucha bronca, pero a la vez con mucho empeine, de esos remates que si no se clavan en el ángulo, la mandás a la calle. Por suerte se clavó en el ángulo y sirvió para que volvamos a dominar el juego.  Faltando tres minutos,  nuestro arquero se la dio al 10, este arrancó desde mitad de cancha, se sacó a tres rivales de encima, llegó al fondo y tiró el centro exigido, con tanta suerte que la pelota rebotó en la rodilla del arquero rival, que se había tirado al piso, y le quedó servida a nuestro 5 para poner el 4 a 3. El final del partido fue para el infarto. El árbitro adicionó dos minutos que parecieron interminables. Cuando no quedaba nada, en una jugada aislada, uno de ellos simuló una falta, el árbitro compró, mi compañero se peleó con el que había simulado y los expulsaron a los dos. El 1 de ellos se sumó a ese tiro libre. La abrieron, remataron, rebotó en uno nuestro y la despejé como pude. Fue el final y salimos todos a gritar ¡dale campeón!. No solo fue un desahogo, sino que significó poder salir campeón con mi grupo de amigos, lo que hizo todo especial y hace que lo recuerde tanto. 

HSJ: ¿Ese fue el primer campeonato que ganaron?

N: No, ese fue nuestro segundo título. El primero llegó en la segunda mitad del 2013. Jugamos contra el mismo equipo de la final que te acabo de relatar pero salimos 1 a 1 y lo ganamos por penales. Nuestro equipo en ese torneo estaba muy desequilibrado. Era muy goleador, pero abajo descuidábamos mucho. Con el correr de los partidos le pudimos encontrar la vuelta, no solo a ese problema defensivo, sino que también mejoramos en la rotación de la pelota. Los contrarios siempre nos daban la pelota a nosotros y nos propusimos empezar a jugar por abajo, sin arriesgar mucho, claro está.

HSJ: ¿Cómo se preparan para los partidos?

N: Generalmente no preparamos un partido en etapa de clasificación, simplemente miramos a los rivales y vemos con quién hay que tener cuidado y por dónde o cómo, podemos atacar. Ahora, en etapa de eliminación, sí. Al conocer al rival, sabemos cómo le tenemos que jugar, si estamos en inferioridad de condiciones sabemos que tenemos que hacer y qué no le tenemos que dejar hacer. Cada uno está comprometido y eso es muy importante. Se formó un lindo grupo y eso abre posibilidades a todo.

HSJ: ¿Entrenan en la semana?

N: Personalmente no entreno, salgo a correr muy esporádicamente y no me cuido, pero el fulbito de la semana con mis amigos de barrio siempre está. Los demás chicos son laburadores y también juegan con sus amigos. Algunos van al gimnasio y entrenan, todo lo contrario a mi.

HSJ: ¿Qué lugar crees que ocupa el fútbol en tu vida?

N: El fútbol en mi vida ocupa gran parte, por no decir casi todo. Lo vivo de manera muy eufórica y como a la mayoría que le gusta competir, no me gusta perder. Cada vez que perdemos nos vamos todos muy enojados y hasta a veces no nos saludamos. No es por rencor ni nada por el estilo, sino porque lo vivimos así. No hay reproches para nadie, simplemente el mal gusto de perder. Saber que estoy rodeado de gente que lo vive de la misma manera que yo me llena de orgullo y me da muchas ganas de querer seguir con este equipo hasta que el tiempo lo decida.

HSJ: ¿Qué balance hacés del año que termina?

N: Yo te soy sincero y hago un balance a partir del 2013, que fue cuando consolidamos La Re Pandilla como un grupo estable. Es muy positivo todo, llegamos a tres finales con posibilidad de una cuarta, saliendo campeón en dos y subcampeón en una. 

HSJ: ¿Tienen algún objetivo a futuro para cumplir?

N: A futuro no tenemos ningún objetivo, creo que nuestro mayor objetivo lo cumplimos, que era salir campeones. Una meta es poder dominar por completo el juego asociado, ser siempre nosotros los protagonistas de cada partido y no serlo por momentos. Tenemos jugadores de muy buen pie y material para poder lograrlo. Yo creo que con el tiempo lo vamos a terminar logrando.

Así juega La Re Pandilla

El video de la final que relata Nico. La Re Pandilla (de azul) contra Caipirinhas FC.  (de blanco)

 

 

Sobre el torneo

TDeA, Torneos Deportivos Amateur, nació en el 2001 como un intento de torneo entre amigos del barrio de Núñez. La primera edición tuvo ocho equipos, dos árbitros, un par de pelotas y la victoria como máximo premio.

Hoy, 13 años después,  cuenta con torneos de fútbol 5, 6, 8 e intercolegial, cada uno con sus correspondientes categorías, trofeos, ascensos y descensos.  Esos campeonatos constan de 11 equipos cada uno que disputan una etapa clasificatoria (todos contra todos) y una eliminatoria, a la que clasifican los mejores ocho de cada tabla.


        imprimir

equipos futbol amateur torneo TdeA

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba