querés ver todas las entrevistas? Entrevista del mes

MARTíN ASENCIO: UNO SIEMPRE SE SIENTE JUGADOR DE FúTBOL

SEPTIEMBRE | ENTREVISTA DEL MES

El crack barilochense hizo un repaso por su carrera futbolística, que lo vio jugar en River Plate. Tras haber pasado por varios clubes del continente, el jugador afirmó que todavía extraña las canchas.


        imprimir

Por lejos uno de los jugadores más exquisitos que ha sacado el fútbol de San Carlos de Bariloche (Argentina), Martín Asencio, charla como cuando jugaba: con pausa y elegancia a la vez. El ex River Plate, Huracan, Olimpo y Deportivo Cali, entre otros, disfruta recordando su carrera que lo llevó desde su ciudad natal a la Capital de Argentina para poder vestir los colores de uno de los equipos más grandes del continente.

Yo arranqué en el club Virgen del Carmen del barrio Alborada, y luego es cuando paso a Martín Güemes. Creo que me cambiaron por diez pelotas” comenta el formador mientras se ríe, “hice todas las inferiores en Güemes y previo a irme de Bariloche tuve un breve paso por Estudiantes Unidos”. Con 15 años y en plena adolescencia Martín Asencio viajó hasta la ciudad de Carcaragna, Santa Fe, para cumplir su sueño. “Estuve dos años en el club Cremería. Mis padres me dejaron allí y yo me quedé en una casa de familia que me albergó junto a Hugo Marcos Zarich, entrenador del club”.

Luego de dos años en Carcaraña, Asencio, estuvo tres meses en una Academia de Futbol “Ernesto Duchini”, previo a la experiencia en River. “Yo no sabía que iba a tener una prueba en River. Me preguntaron dónde quería y dije ‘Independiente’ porque nunca pensaba que podía llegar al conjunto Millonario. Fue una semana de pruebas para quedar en 6ta división en inferiores. Lazaro Delem, fue el que me dijo que había quedado con 17 años. Para mí, era un sueño cumplido”.

Gracias a una gran actuación en un superclásico (River vs Boca) de 5ta División, Américo Rubén “Tolo” Gallego, por ese entonces técnico de River Plate, decide incorporarlo en los entrenamientos de 1ra División. “Cuando llegue al vestuario de primera en el Monumental las piernas me temblaban. Era el vestuario de los cuatro fantasticos (Ariel Ortega, Pablo Aimar, Juan Pablo Ángel y Javier Saviola), estaba con los ídolos que yo veía en televisión, (EduardoCoudet, (NélsonCuevas, (RobertoBonano, (LeonardoAstrada, entre otros.

Luego de la experiencia en el Millonario, nuestro entrevistado tuvo un paso por la B Nacional con Huracán, quedando a un paso del Ascenso. “No se dio por cuestiones extrafustbolisticas. Estuvimos cuatro meses sin cobrar y eso para un jugador de fútbol es difícil, porque había compañeros con familia. Hay muchos factores que terminan influyendo en los resultados, se hizo duro”.

El Barilochense también tuvo un breve paso por el fútbol colombiano. Luego de jugar en la Primera División del Fútbol Argentino con Olimpo de Bahía Blanca en la temporada 2005-2006, jugó en el Deportivo Cali. “Estuve cinco meses en Colombia y tuve problemas con el DT, Omar Labruna, que me dejó fuera del equipo. A lo largo de mi carrera tuve experiencias buenas y malas de las que he aprendido. En el fútbol se ocultan muchas cosas malas, negociados que dejan siempre de por medio al jugador. Cuando los padres me preguntan por el representante yo siempre les digo que es un ‘mal necesario’”.

Para cerrar su gran carrera deportiva, Asencio volvió a Bariloche para jugar en el Torneo Federal B (ex Argentino B) para Cruz del Sur. “Tenía todo acordado para ir a jugar a Bosnia Herzegovina, pero a último momento dije que no. Quería volver. Siempre se me hacía difícil irme de Bariloche y estar lejos de mi gente. Elegí con el corazón. Tuve momentos lindos y duros a la vez. Me tocó volver y lesionarme mucho. Creo que eso fue lo más complicado de afrontar: recuperarme y volver a lesionarme, eran más las ganas de volver a jugar. Mi cabeza decía que si pero mi cuerpo decía que no”.

Como todo futbolista se le hizo difícil la etapa del retiro. Cuenta el enganche que lo realizó en dos ocasiones por lo complejo que se le hizo no volver a jugar. “Me costó mucho. Colgué los botines dos veces. Es difícil tomar la decisión porque te pica el bichito y te das cuenta que extrañás estar adentro. Lo que más extraño es el partido y estar en el vestuario en la previa del mismo. Esa adrenalina que sentís es hermosa” comenta Asencio, que así y todo sigue sintiéndose jugador, “es difícil explicarle a la gente que uno se siente futbolista todavía pero no es fácil cambiarlo y lleva su proceso

Colaboró con esta nota: David Argel

Fotos: Prensa Cruz del Sur


        imprimir

HoySeJuega Futbol Amateur Futbol Futbol en Bariloche Martin Asencio River Plate Huracan Olimpo de Bahia Blanca Deportivo Cali Martin Güemes

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram

INSTAGRAM

Seguinos @hoysejuega

ir arriba