ver todas las noticias noticias

“El árbitro tiene la última palabra en todo”

MARZO | 2015

Nicolás Jalley, árbitro de fútbol desde ya hace más de diez años. Paso por AFA, por torneos amateur. Hoy trabajando en la Liga Argentina de Árbitros de Fútbol se sienta y charla con “HoySeJuega” y habla de la profesión y del impartir justicia.


        imprimir

HoySeJuega: ¿Ser árbitro es el trabajo más ingrato del fútbol?

Nicolas Jalley: Cualquier trabajo tiene cosas buenas y cosas malas, es lindo porque al que le gusta el fútbol se siente parte del juego de alguna manera. Lo malo, capaz, es impartir justicia porque no deja a todos conformes. Pero considero que es una muy linda actividad y, capaz, no en mi caso porque nunca fui bueno jugando al fútbol, muchos que no han llegado a primera o no ser profesionales, pueden cumplir esta actividad. No se asemeja, pero siguen dentro de la cancha.

HSJ: ¿Cuán difícil es impartir justicia adentro de la cancha?

NJ: Es complicado para saber aplicar bien el reglamento. Es algo que está impuesto en palabras, son 17 reglas en el fútbol. Pero está la regla número 18, que es saber interpretar y aplicar el reglamento. Convengamos que el fútbol amateur es distinto a la estructura y lo estricto que es el fútbol oficial como AFA. Sos también un poco psicólogo de los jugadores, porque algunos cuando juegan al fútbol amateur van a descargar las tensiones de la semana, un montón de conjeturas que se ven partido a partido. Algunos van a estar de acuerdo y otros no con lo que cobras. Pero el árbitro es el que tiene la última palabra en todo, se equivoque o no. Algunos comprenden y otros no que somos seres humanos. Está ahí en que se sepa comprender para que se lleve mejor el partido. El que no sabe comprender, el árbitro tiene sus herramientas, sus tarjetas y va a ver el partido más de afuera que de adentro.

HSJ: Contanos sobre tus inicios ¿Cómo iniciaste, cómo es el entrenamiento, cuán duro es el ingreso?

NJ: A los 17 años me puse a estudiar periodismo deportivo y salió por medio de un amigo ir a una Liga Amateur de Árbitros a hacer un curso para instruirse y ser árbitro con 17 años. Yo lo veía ligado a lo que estaba estudiando, o sea, criticar con fundamentos un árbitro. Uno mirando por la tele tiene una crítica propia, pero teniendo ciertos conceptos y evidenciando la función del árbitro, puede criticar con fundamentos a la profesión.

Al año siguiente hice el curso de árbitros en AFA: pruebas físicas, velocidad, resistencia, que merecían sus buenas jornadas de entrenamiento personal y luego ir a rendir el examen mismo para quedar preseleccionado y tener un futuro ingreso en la Asociación de Fútbol Argentino.

En el amateurismo, el día a día en lo físico. Uno sabe que se tiene que mantener, hay jornadas de cinco, seis y hasta diez horas de fútbol 5. O cuatro o cinco partidos en canchas de 11. Y, sobre todo, la concentración que debe de mantener. Desde lo físico, uno entrenado puede rendir, pero en la concentración y el cansancio que uno tenga en la cabeza, es lo que más afecta al árbitro. Ahí, es donde devienen los errores y los problemas.

La instrucción reglamentaria, está en uno mismo: que lea las actualizaciones del reglamento y las modificaciones del mismo y poder luego aplicarlas en el campo de juego.

HSJ: ¿Siempre en fútbol estuviste?

NJ: Vengo una familia de árbitros. Mi padre fue árbitro profesional de básquet y siempre me interesó lo de impartir justicia. No desde la justicia de un uniformado, una fuerza de seguridad, pero si en el deporte, siempre me llamó la atención. El fútbol para mí no era un deporte que me llevara a un fanatismo máximo, como sí lo hacía el básquet y de chico me dediqué a ese deporte. Después sí me metí en el fútbol y tomé el gusto por esto. El día a día, sacar partidos, conocer gente nueva y algunas veces, terminás haciendo amistades con esa gente. Pero el estar en el campo de juego, me da una adrenalina que es muy particular.

Una anécdota para contarte: En unos de mis primeros años, expulsé a un jugador que me dijo el mejor insulto que oí en toda mi vida, jaja. Pero después de que me insultó, lo expulsé y me reí.

HSJ: ¿Qué es lo más lindo y lo más feo de ser árbitro?

NJ: Lo más lindo: estar dentro de un campo de juego, ver jugar a la gente un deporte como el fútbol que es muy lindo. Lo más feo son los insultos de quien no acepta tus sanciones en los fallos y que te quieran agredir, a veces la gente no comprende que uno es un ser humano y se puede equivocar y otras acertar, pero está trabajando.

HSJ: ¿Cambiarías el ser árbitro?

NJ: Posiblemente sí, lo cambiaría, pero es algo que hago de chico. Ahora no sé si tanto lo cambiaria, ja. Me gusta, me gusta la profesión, estudio para ser docente, profesor de educación física y están de la mano las dos cosas. Capaz, pasar a ver el fútbol de otro lado, como DT sería otra experiencia pero, mientras el cuerpo me dé, estar adentro del campo me satisface. 

Colaboró: @SebaMancu


        imprimir

Arbitros Torneos de fútbol entrevista cuso de árbitros en AFA

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba