ver todas las noticias noticias

Hecho Club Social: El fútbol que salva vidas.

ENERO | 2014

El deporte como herramienta de inclusión e integración social.


        imprimir

Una vez por año tiene lugar la Homeless World Cup, un torneo en el que 70 países se disputan el título de campeón de "fútbol de la calle". Como no podía ser de otra manera, Argentina tiene representación en dicha competencia a partir de la labor de Hecho Club Social (HCS), organización que regula y define la selección nacional. Charlamos con Sergio Rotman, Director de HCS, para que nos cuente cómo es encabezar este proyecto que, más allá del resultado deportivo, tiene la difícil tarea de devolver y salvarle la vida a cientos de personas en situación de riesgo.

HoySeJuega: ¿Qué es Hecho Club Social?

Sergio: Es una organización, una ONG dedicada a brindarle oportunidad de inserción social, a través del deporte, a personas en situación de alta vulnerabilidad . Pueden ser gente en situación de calle, pobladores de barrios muy vulnerables, personas con problemas de adicciones al alcohol o las drogas, inmigrantes, refugiados que sienten una absoluta discriminación, enfermos de Sida y cualquier otro grupo que pueda sentirse discriminado y que encuentre la necesidad de sentirse amparado, desarrollando una actividad tan simple, satisfactoria y sencilla como jugar al fútbol.

HSJ: Se puede apreciar, entonces, la importancia del fútbol a nivel social y como puede servir para salir de situaciones problemáticas.

S: Absolutamente, eso es lo lindo del fútbol. No sentimos en ningún momento que estemos desarrollando alguna tarea dificultosa sino todo lo contrario, compartir un momento con personas que están teniendo una situación extrema y en definitiva poder jugar al fútbol y hacer de ello una acción rutinaria, programada para lograr ir superando metas que, más allá del deporte, las puedan aplicar en la vida cotidiana . Eso es lo importante, superar la situación de vulnerabilidad de cada uno a partir de los valores y de las vivencias positivas que genera el fútbol.

HSJ:¿Cómo es el trato con los chicos que juegan? Teniendo en cuenta la vulnerabilidad emocional por la que atraviesan ¿se necesita tratarlos con más cuidado?

S: Si, por supuesto que tenés que trabajar con mucho cuidado. Nosotros formamos un equipo psico-social con psicólogos y trabajadores sociales, fundamentalmente, que respaldan la tarea que realizamos dentro de la cancha. Lo primero que tenés que vulnerar es la falta de confianza, porque la persona vulnerable está con el autoestima por el piso y tenés que lograr que confíe en si mismo. Nosotros les podemos decir que confiamos en ellos, pero son ellos los que tienen que darse cuenta de que es así, de que pueden jugar y pueden ser parte del equipo. A partir de ahí, de que puedan estar entrenando, jugando o compartiendo un simple picado a la par de otros jugadores que llevan más tiempo o que incluso tienen mayores facultades, es que crece la posibilidad de que confíen. Con esa confianza es que empiezan a tener nuevos objetivos, a cumplir y superar objetivos pequeños para ir por otros nuevos y, entonces, ese proceso cíclico rápidamente se va trasladando a todos los ordenes de la vida, al punto de que te pueden llegar a decir que es necesario dejar de jugar al fútbol para ocuparse de otros temas importantes para ellos.

HSJ: La función principal, más allá de jugar al fútbol, es que esas personas puedan , simplemente, volver a vivir su vida...

S: Exactamente, levantarles el autoestima, generar el sentido de pertenencia, afianzar vínculos, incluso que puedan recuperar la relación con la familia que en muchas instancias se pierde por vergüenza. Tenemos muchísimos casos de gente del interior que ha venido buscando un mejor porvenir y no quiere retornar a sus provincias por vergüenza, pero luego, cuando tienen más confianza te dicen "no, mi familia está allá, yo confío en mi mismo y voy a salir adelante" . Lo importante es que su paso por el fútbol haya sido de esa manera, un puente para lograr un objetivo sensato para su vida.

HSJ: En cuanto a lo deportivo, Hecho Club Social sería una especie de AFA del fútbol callejero, ya que nuclea y organiza a las selección nacional.

S: Si, de fútbol de calle, porque callejero se aplica para otro proyecto con mucho sentido social, pero que tiene una variante distinta. El fútbol de Calle o el Street Soccer, que es lo que jugamos nosotros, tratamos de compartirlo como una organización representante de Homeless World Cup en la Argentina, así que sí, podemos tener un rol parecido al de AFA. Nosotros tratamos de ser sumamente amplios, de abrirle las puertas a todas las organizaciones que quieran compartir con nosotros. Por supuesto que hay determinadas pautas, pero las vamos concretando y definiendo en conjunto, tratando de aprender de todas las organizaciones que trabajan con personas excluidas.

HSJ: También organizan torneos ¿no?

S: Justamente, a partir de ese trabajo con las otras organizaciones se ha conformado la Liga Urbana de Fútbol por la Inclusión Social, que hasta ahora ha ido reuniendo a unas treinta y pico de organizaciones sociales o clubes de barrio, y en la que se prioriza a la persona por sobre el resultado deportivo. De esa forma hemos ido concretando un torneo mensual que sirve como variante competitiva y motivadora. De esos grupos que participan vamos formando las preselecciones y luego la selección nacional que todos los años representa a la Argentina en la Homeless World Cup.

HSJ: El Mundial del 2013 se disputó en Polonia ¿cómo le fue a la selección en esa competencia?

S: Bueno, nos fue bastante bien, porque fue la primera vez que superamos la instancia clasificatoria del Nivel A. Después de la primera ronda quedamos en el tercer torneo y podríamos haber estado un poquitito mejor, pero fue una prueba de que el equipo estaba preparado y de que los hombres que estaban enfrentando un montón de experiencias, podían conciliar las vivencias deportivas y sociales con estos objetivos. Fue muy importante, también, el caso de las mujeres, que con grandes dificultades a partir de las lesiones (que disminuyeron la conformación del equipo a ultimo momento) y un par de otros inconvenientes que impidieron que estén todas presentes, tuvieron un desempeño fabuloso, ya que terminaron en la quinta colocación, por detrás de los cuatro equipos más fuertes, pero por encima del resto de los "normales" . Fue fundamental la capacidad que tuvieron las chicas para aprender, porque les tocaron cuatro días de competencia seguidos y contra los mejores conjuntos del torneo que las apabullaron, pero pudieron sacar la mayor experiencia de cada partido y cuando tuvieron que jugar por el quinto puesto ganaron la llave cuando nadie se lo esperaba. Todo fue producto de la confianza, el aprendizaje y la humildad que demostró el equipo.

HSJ: ¿Cómo se prepara a los chicos para viajar? Para afrontar una experiencia que hasta hace poco era impensada para ellos.

S: Trabajamos mucho en las posibilidades y nos recostamos mucho en la figura de quienes han tenido la experiencia de viajar, para demostrar que son personas que tenían ambiciones, sueños que parecían utópicos y que sin embargo pudieron cumplir. Les decimos también que es importante tener la cabeza predispuesta para disfrutar y sacarse la parte negativa de la competencia que le impide disfrutar de cada momento. Es un trabajo arduo, que puede llevar uno, dos o tres años, porque tiene que ver con el crecimiento de las personas. Para nosotros no tiene sentido convocar a alguien a formar parte del seleccionado si no lo vemos lo suficientemente preparado para sacarle rédito a esta experiencia. A lo mejor es un gran jugador, pero no tiene buena sintonía con el equipo, ni predisposición a querer crecer más en sus propias ambiciones (completar estudio, trabajar, mejorar su ámbito de vida o tener una conformación familiar) y no es designado para la Homeless World Cup.

HSJ: Es decir que para la convocatoria se tiene en cuenta La Liga Metropolitana que organizan, pero también el hecho de que la persona quiera progresar. No basta con ser el mejor jugador del equipo.

S: Absolutamente, en ningún momento empezamos la elección a partir de las posibilidades o variantes deportivas que ofrezca cada jugador. Recién cuando tenemos el equipo, el grupo preseleccionado, tratamos de sacarle el mejor rédito deportivo y futbolístico. Esa preparación, además, debe ser muy motivadora, porque el proyecto del Homeless World Cup es eso, una variante motivadora para que las personas que no confiaban en si mismo puedan dar un paso más y para que la sociedad se pregunte cómo es que ahora convalidan y consideran estrellas a personas que durante mucho tiempo han esquivado como si no existiesen.

HSJ: Una vez que se define la convocatoria, ¿Cómo sigue la vida del jugador a partir de ahí?

S: Trabajamos tres veces por semana en forma permanente, y en época de competición o preselección, se agregan algunos entrenamientos más y concentraciones de dos o tres días en el predio de Ezeiza que está en frente del de AFA. Esto último nos da una gran responsabilidad, porque vemos como del otro lado de la ruta se están entrenando jugadores muy profesionales que, al igual que nosotros, buscan representar y defender de la mejor manera a la Argentina. De esta manera, con este trabajo y con estos espacios, se va conformando el grupo, el comportamiento, los hábitos y las conductas que esperamos que cada jugador pueda ir internalizando de manera que, más allá de salir campeones o no, podamos volver con grandes hombres y mujeres, que es lo que nos motiva para hacer el enorme esfuerzo de juntar los recursos, poder representar al país y seguir adelante.

HSJ: ¿La preparación deportiva es solamente para el Mundial o existen otros torneos?

S: Hasta el año pasado solamente teníamos la Homeless World Cup todos los años, pero por una iniciativa nuestra creamos La Copa América, que ya tuvo una segunda edición el año pasado en Chile y apoyamos la realización de un mundialito de Futbol Social en Brasil, por lo que hay varias competencias. Esto nos permite motivar no solo a jugadores nuevos, sino también a aquellos que han tenido experiencias pasadas en el equipo y quieren seguir representando al país y superarse a si mismos.

HSJ: ¿Cómo es la cobertura mediática de la Homeless World Cup?

S: Desde hace cinco ediciones que el Mundial es transmitido en directo por Internet. El año pasado, en México, la televisión tuvo una incidencia bastante importante, transmitiendo en vivo para su país y retransmitiendo hacia otras partes del mundo. También hubo casos como la final del 2008, que la pasó en directo ESPN y se disputó con 5500 personas en el estadio. Como es lógico, todo esto hace que todo crezca sobredimensionadamente y como nosotros somos organizaciones y no empresas de marketing, tenemos que tener un gran respaldo y equilibro para que estas cosas no nos sobrepasen. El show de la televisión es muy difícil de sobrellevar y puede causar un impacto social en los jugadores, llevarlos a una cima ficticia que no termina siendo buena.

HSJ: Es algo similar a lo que pasa con los jugadores profesionales que explotan de golpe, que de repente tienen el mundo a sus pies. En el caso de estos chicos, ese golpe, ese estar en la cima de la nada, debe repercutir más que en otras personas.

S: Tenemos un ejemplo. El mejor jugador que hemos tenido en estos últimos diez años, estuvo con nosotros desde el año 2007 y recién fue elegido para viajar al Mundial en el 2012, a México. Lamentablemente no estaba tan maduro como pensábamos y después de enamorarse de una mexicana se fue para allá y abandonó los estudios. Ahora, tras darse cuenta que eran necesarios para conseguir trabajo, está por intentar una última vez ingresar al fútbol profesional y si no lo logra regresará al país, para retomar su proceso, completar sus estudios y de esa forma intentar acceder a un nuevo empleo.

HSJ: La última ¿Cuáles son los objetivos a futuro para HCS?

S: Me encantaría tener un lugar propio con dos o tres canchas, tribuna, vestuario, y sala de capacitación. Que pudiéramos tener una especie de concentración propia para poder desarrollar los talleres y para que los chicos puedan compartir el día y la noche, sabiendo que tienen un lugar para dormir y su comida asegurada , lo cual hemos comprobado que los relaja y ayuda mucho. Ojalá, en algún momento podamos tener todo eso reunido en un mismo centro y que todas las personas en situación de calle o alta vulnerabilidad puedan disfrutarlo. Me gustaría, también, que podamos consolidar varios emprendimientos productivos y comerciales para brindarles a los chicos empleabilidad y que en un futuro cercano pueda verlos graduados y conduciendo Hecho Club Social.

Otros testimonios de la Homeless World Cup (HWC):



Para conocer más:
www.homelessworldcup.org

Datos de contacto Hecho Club Social
Dirección: Belgrano 682, Quilmes, Buenos Aires
Email: argentina@hechoclubsocial.org
Contacto: Sergio J. Rotman


Colaboro en esta nota: 
@sebmaguilera


        imprimir

Hecho Club Social Sergio Rotman ONG Homeless World Cup Liga Urbana de Fútbol por la Inclusión Social

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba