ver todas las noticias noticias

Los periodistas también juegan

JUNIO | 2013

Lunes a lunes, los periodistas partidarios de diez clubes del Fútbol Argentino dejan la vida en la cancha. Acompañamos a los muchachos del QAC en una jornada completa.


        imprimir

- Cuando me convocaron me sentí en la cima del Everest. Un colega (Gonzalo Figueroa) me dijo que tenía que hablar conmigo y pensé que era para cagarme a pedos por algo que pude haber dicho en la radio. Me lo confirmó en cancha de Platense mientras entre Quilmes y Midland pasaba poco y nada. “Dale, dale, me prendo” le dije, cuando por dentro explotaba de felicidad.-Me cuenta Matías Aquino, periodista y fanático del Quilmes Atlético Club.

Es lunes, hace frío y el sol se fue hace rato. Estamos en Bernal, más precisamente en la puerta de Radio Ahijuna, esperando que el otro integrante del viaje, Román Sledz (también periodista e hincha del QAC) termine su programa y se haga presente. En el horizonte nos espera La Súper Liga, un torneo en el que los corresponsales de diez clubes del Fútbol Argentino se enfrentan entre si. Es competitivo, muy, a punto tal que se suelen ver en cancha ex jugadores profesionales del calibre de Roberto Ayala, Beto Acosta, los hermanos Serrizuela, Hugo Ibarra y una larga lista de etcéteras. Es lunes, hace frío y el sol se fue hace rato, pero nosotros tenemos una hermosa jornada futbolera por delante.

– ¿Tendrá para mucho?.- Me empiezo a impacientar

– No, el programa termina a las 21 pero él se escapa un ratito antes, sino no llegamos.- Aclara Mati

– Encima hoy juegan temprano ¿no?.-

– Sí, por suerte, nos venían dando siempre el último turno y estaba cansado de volver a mi casa a las dos de la mañana.-

Mientras me saco mis dudas sobre horarios aparece en escena Román, que con un “muchachos” que simula ser saludo, nos invita a subir a su auto . Lo hacemos, el estéreo se transforma en música, en mucha música mejor dicho, se hacen algunos retoques de último momento a la nave y partimos. Destino: GEBA.

La autopista Buenos Aires/La Plata luce como siempre, más chica de lo que debería ser pero fluida. En el baúl, los bolsos, repletos de ropa oficial brindada por el club, descansan sin demasiadas preocupaciones. Román maneja, Matías acompaña, el viaje es tranquilo y los temas de conversación no tardan en aparecer.

-HSJ:  ¿Cómo es esto de representar a Quilmes? Digo, tienen la indumentaria oficial y el torneo tiene cierta cobertura, al menos de los medios de la zona.

Román: Es el sueño de cualquier hincha y más con esta profesión en la que convivís constantemente con el que lo hace de verdad, y de forma profesional. Sinceramente Quilmes es mi vida, de la mañana a la noche, y sentir que de alguna forma lo estás representando, es como que toda esa energía, toda esa devoción, va a algún lado. Verse con la ropa de Quilmes, y con una pelota entre los pies, te hace sentir vivo. El fútbol es tan lindo que hasta un tronco como yo permite que lo pueda disfrutar.

- HSJ: ¿Se lo tomaron en serio? Es decir ¿se pusieron el chip? ¿salieron a correr, a entrenar?

Román: La verdad que si, pero porque no me quedaba otra. Comencé una dieta inclusive muy estricta en la semana y ya llevo bajados casi siete kilos desde que empezamos el campeonato. Más allá de que obviamente lo tenía que hacer, porque me estoy haciendo chequeos y demás, en el fondo es la motivación de tratar de tener más aire y estar mejor para jugar más y lo mejor posible… te repito, te hace sentir vivo, y yo para todo o me entrego al máximo o no lo hago.

- HSJ: Cada tanto se tienen que enfrentar a unos nenes que no necesitan ponerse ningún chip ¿hay mucha diferencia entre los profesionales y el resto de los jugadores?

Matías: Sí ¡Es abismal! Aunque no lo creas, un tipo de estos te gana un partido solo. La forma de poner el cuerpo, de leer el juego, de ubicarse en la cancha. El que tiene profesionales en el equipo saca una ventaja considerable. Por más que hayan pasado años, por más que estén retirados, la jerarquía no desaparece. Cuando la llevás cortita en el pie y te vienen a marcar, se te llena de preguntas. Te tiran el apellido sobre la mesa y preferís tocar para los costados.

- HSJ:  ¿Les da por el cholulismo o no dejan de ser rivales nunca?

Matías: Mientras estemos en la cancha son rivales, fuera de ella es otra cosa. Por ejemplo, después del partido contra Racing, me acerqué al Ratón Ayala y no dudé en pedirle una foto. Cuando llegué a casa se lo conté a mi vieja y a todos mis amigos. Esa foto descansa en mi mesita de luz. Tengo el muñequito de Coca-Cola de él del 98, lo junte en figurítas. Es un símbolo patrio.

- HSJ: ¿ Y por casa? ¿tienen jugadores reconocidos en el equipo?

Matías: Ni. A veces viene Luis Benítez, a veces Mauro Adragna. Nada de otro mundo, poco conocidos en la cátedra. Estuvo muy cerca de jugar el Máquina Giampietri pero arregló contrato en otro club (San Martín de Carhué), y no se pudo. Hubiese sido un honor para nosotros

- HSJ: A pesar de eso vienen bien en el torneo. Hasta hace dos fechas estaban punteros y ya están adentro de los playoff.

Román: Sí, arrancamos muy bien, inclusive con algunos pasajes de buena suerte también. Hay un gran laburo de Fede, el DT, que realmente se lo toma muy en serio y lo trabaja desde lo táctico, desde tratar de ver al rival. Es muy dificil eso, porque la mayoría están jugando al mismo tiempo que vos, y porque no hay referencias “googleables”. Ese laburo se fue notando. En las últimas fechas perdimos un poco de convencimiento y tal vez nos falte el hambre y la humildad del primer tramo, que te hace correr todas aunque no puedas más. Eso es lo que nos llevó a molestar ahí arriba y lo que seguramente nos pueda sacar adelante en los playoff, que no van a ser nada fáciles.

Entre pregunta y pregunta la autopista se esfuma, el Obelisco se vuelve invisible y Avenida Libertador pasa volando. Llegamos a GEBA, dejamos el auto en una desolada playa de estacionamiento y los chicos parten hacia el vestuario, lugar en el que se encuentran con el resto del plantel. Mientras se cambian, la cumbia toma el protagonismo de la escena.

Llega el momento de la entrada en calor (que en realidad son como once entradas en calor distintas, porque cada uno hace la suya), la charla de Fede Doval, el DT del equipo, y el típico círculo entre los jugadores para darse fuerzas. Un rato después, la pelota empieza a rodar.

Mati va de titular, de tres, algo medio raro para un zurdo habilidoso acostumbrado a volantear. Román, al banco, lugar ideal para empezar con su show personal: Twitter.

“Minuto de juego, lo tuvo Juan Diez! Tanke de cabeza”. Twittea y enseguida su línea de tiempo se llena de hinchas comentando la situación.

“8minPT GOL DE Huracán primer avance, la pica el 21, crocante, falla defensiva”. Continúa

“Entre maestro, el equipo lo está necesitando”. Le responde un hincha.

– ¿Te transformaste en el representante de equipo en las redes sociales no?- le pregunto.

- Uh, con lo de Twitter me rio mucho. Hay cada loco que se engancha como si jugara Quilmes en serio, como nosotros, que también sentimos eso por momentos. Siempre voy al banco así que hago el minuto a minuto para los seguidores y la verdad que arengan y lo siguen de forma muy seria.- Responde mientras sigue dándole al celular.

- Así nació la Dolvaneta...

– Alí Seleme, que es uno de los que más se enganchó (un enfermito de Quilmes como yo) nos bautizó así (por el DT Federico Doval), y a partir de ahí todos preguntan por “¿cómo va la Dovalneta?”, o “nos están cagando”, es genial. Está muy bueno ese ida y vuelta, y se enojan cuando por ahí lo hago más espaciado, o si entro y no puedo avisar qué pasa.-

– Pero los hinchas tienen que entender qué tenés que jugar, no podés abstraerte del mundo.-

– Hay una anécdota al respecto. Contra Independiente dimos vuelta un partido tremendo en el que perdíamos 3 a 0. Estoy avisando del 4 a 3 y escucho el grito de un compañero que dice “dale boludo, dejá de tuitear que tenés que entrar”. Quedó para el recuerdo.-

El partido sigue y a medida que lo hace las palabras de Matías retumban en mi cabeza. “El que tiene profesionales en el equipo, saca una ventaja considerable“ me repito mientras Carucha Fernández, ex jugador de Colo Colo de Chile y actual de los periodistas de Huracán, hace de las suyas y desparrama muchachos de Quilmes por todos lados. Su presencia fue demasiado, no se lo pudo aguantar y El Globo se llevó los tres puntos con un contundente 3 a 0.

El ánimo no es el mejor, se ven caras largas, reproches y mucha autocrítica. La derrota fue inesperada y se nota. Román twittea: “Final, 3-0 abajo. Está clarísimo que solo puedo venir a sacar fotos y tuitear“. Mati camina sin decir demasiado. El malestar pasará con el correr de la semana. Ahora comienzan los playoff y hay que meter la cabeza en eso...el tiempo se encargará de dar revancha.

Cronista:
Sebastián @sebmaguilera

Agradecimientos:
Amigos del programa de radio "Fui a la Pelota"


        imprimir

equipo de periodistas periodistas jugando al fútbol fútbol amateur

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba