ver todos los especiales especiales

El fútbol que no conoce de edades

MAYO | 2015

Barsovia F.C es un equipo conformado por amigos de la secundaria y el padre de uno de ellos. Justamente él, nos cuenta como es esto de tener 49 años y jugar con pibes de 20.


        imprimir

Leonardo Umerez tiene 49 años y una rodilla rota, pero eso no le impide hacer lo que más le gusta, jugar al fútbol. Los miércoles, con amigos de toda la vida. Los fines de semana, como el capitán y referente del equipo de su hijo y sus compañeros de secundaria, que lo incorporaron al grupo después de Bariloche. Conocé su historia.

HoySeJuega: ¿Cómo se unió al equipo?

Leo: Después que viajé con ellos a Bariloche me propusieron jugar y, por supuesto, acepté.

HSJ: ¿Cómo creció la relación en ese viaje? ¿Qué pasó para que pasara de ser un padre acompañante a un amigo de los chicos?

L: Fue increíble, ya había viajado con la mayoría a Mardel y nos llevamos bárbaro. En Bariloche fue tremendo, por momentos me sentía un chico más. Jugaba con ellos, cantaba todas las canciones y disfruté de cada momento como si fuera el último. Creo que todo eso le llegó mucho a los chicos.

HSJ: ¿Se veía venir que siguiera la relación o creyó que iba a quedar ahí?

L: Pensé que después de la fiesta en el boliche, que también fui, se iba a terminar, pero por suerte me equivoqué y me sorprendieron con una de las cosas que más me gusta en la vida, que es jugar al fútbol.

HSJ: ¿Dudó o aceptó enseguida?

L: Por un momento dudé, porque tengo una lesión en la rodilla desde hace seis meses, que me tiene muy mal, pero me decidí porque creí que le podía aportar toda mi experiencia para motivarlos en cada partido.

HSJ: ¿Cómo es jugar competitivamente con chicos de 20 años?

L: Es distinto a lo que estoy acostumbrado. Todos juegan muy bien, pero les falta leer más el partido, ver por dónde hay que jugar y tratar de hacer lo más fácil. Eso lo complementan corriendo mucho y poniendo muchas ganas. Sin dudas la velocidad física me juega en contra, pero si uno está metido en el partido, la velocidad pasa por la cabeza.

HSJ: Entonces ¿Sería como una especie de Riquelme para el equipo? ¿Rápido para leer las jugadas y habilitándolos, pero lento para correr?

L: ¡Ni por asomo!. Estoy jugando de 9, tratando de buscar huecos y de aprovechar cada oportunidad que tengo.

HSJ: ¿Y viene funcionando? ¿La mete seguido?

L: Hasta ahora creo que sí. Tuve cuatro oportunidades y metí tres. Me gustaría hacer mucho más, pero la rodilla me limita bastante.

HSJ: ¿Cuál es la lesión de la rodilla?

L: Se me corrió la rótulo y eso me provoca un dolor terrible y mucha inestabilidad. Estoy haciendo ejercicios para tratar de fortalecerla.

HSJ: ¿Vale la pena tanto sacrificio?

L: El fútbol es una pasión y jugar con mi hijo es lo más lindo que me puede pasar en la vida. Jugar en Barsovia es un sentimiento, por lo tanto es muy difícil de explicar.

HSJ: ¿Pensaba que le iba a llegar la oportunidad de jugar a estas alturas o se veía retirado de las canchas?

L: Estoy permanentemente jugando y casi todos los años juego algún campeonato. En estos momentos solo juego con los chicos porque la rodilla no da para más.

HSJ: ¿Lo de Barsovia es una excepción o suele jugar con chicos más jóvenes?

L: Los últimos campeonatos fueron con gente más joven, pero los miércoles juego con mis amigos que son de mi edad.

HSJ: ¿Cuánto hace que juega?

L: Hace 40 años que juego sin parar. Jugué muchos deportes y a todos los fui dejando, pero al fútbol creo que voy a jugar hasta que no pueda caminar. Es una locura.

HSJ: ¿Nunca se le dio por probar profesionalmente?

L: Cuando era joven estuve por jugar en Ferro, pero era muy complicado porque no tenía a nadie que me pudiera llevar y tenía que seguir estudiando. En esa época no era muy fácil hacer las dos cosas.

HSJ: Más allá de no poder jugar profesionalmente, equipos habrá tenido varios.  ¿Alguno como Barsovia?

L: Cuando tenía 20 años teníamos un equipo de Papi fabuloso, pero lo de Barsovia es emocional. Me hace sentir que soy un pibe y lo tomo con mucha responsabilidad. Jugar en Barsovia es hermoso.

HSJ: En esos 40 años jugando habrá tenido muchos momentos para recordar ¿Hay alguno que sobresalga por sobre el resto?

L: Jugué muchos años el campeonato bancario, para el banco Nueva Era. Fue una etapa muy linda de mi vida, con un grupo de amigos que dejábamos la vida en cada partido. Tengo un montón de recuerdos lindos, pero lo que quedó grabado en mi corazón fue cuando dejé de jugar,  me hicieron una despedida con un asado y me entregaron una plaqueta. Fue muy emocionante todo ese día. Dijeron unas palabras que me hicieron llorar bastante.

HSJ: La plaqueta debe estar guardada como el trofeo más preciado...

L: Sí, justamente el otro día la estuve mirando y volvieron los recuerdos.

HSJ: ¿Cómo es vivir para el fútbol y por el fútbol, sin poder vivir de él?

L: Cada vez que juego, lo tomo como el partido más importante, sea con amigos o un campeonato. Siempre me sentí como si fuese una jugador profesional. Cada partido que juego es especial.

HSJ: ¿Qué tan difícil es combinar la vida diaria, el trabajo, los problemas cotidianos y una dedicación como la que tiene por el fútbol?

L: El fútbol siempre fue prioridad en mi vida y por suerte nunca tuve problemas. Trato de disfrutar todo lo que hago y siempre me hago tiempo para lo que me gusta.

HSJ: Para terminar ¿Qué objetivos tiene a futuro, tanto a nivel equipo como personal?

L: A nivel equipo, el objetivo es seguir creciendo y pelear cada partido como una final. En lo personal el objetivo es que mis hijos sean inmensamente felices.

Colabora en esta nota: @sebmaguilera 

Fotografía realizada por Ro Photos


        imprimir

historias de equipos equipos de fútbol amateur Leonardo Umerez

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba