ver todas las noticias noticias

Traperos F.C: Te sigo desde lejos

ABRIL | 2015

Nicolás Ugarte formó un club con los amigos de la infancia y lo hizo crecer. Hoy, la vida lo alejó 1300 km de ellos, pero el sentido de pertenencia sigue intacto y más vivo que nunca.


        imprimir

Armar un equipo con los chicos del barrio y llevarlo a lo más alto, es un sueño recurrente en la mayoría de los que disfrutan del fútbol amateur. Son muchos los que intentan hacerlo año a año y torneo a torneo, pero pocos lo terminan consiguiendo.

Nicolás Ugarte iba por ese camino. Fundó un equipo con sus amigos de la infancia, juntos lo hicieron crecer, consiguieron títulos, ascensos, una base estable de jugadores, camisetas y hasta se dieron el lujo de formar una comisión directiva.  Sin embargo, en el mejor momento, la vida lo llevó a Bariloche y tuvo que alejarse de los suyos.

Conocé la historia de Nicolás y Traperos F.C o de Traperos F.C y Nicolás, un sentido de pertenencia  y una unión que ni 1300 kilómetros de distancia pueden romper.

HoySeJuega: ¿Cómo comenzó tu vida en el fútbol amateur?

Nicolás: Empecé jugando en el torneo interno de la UTN, que de interno tenía el nombre nada más, porque se anotaban equipos de todos lados. Primero estudiaba y jugaba con el equipo de la facultad, pero después junté a mis amigos y decidimos armar uno propio para participar por nuestra cuenta, Traperos F.C.

HSJ: ¿Cómo surgió la idea de formar este equipo y dejar al de la facultad?

N: La idea de formarlo siempre estuvo. Somos amigos desde primer grado y siempre quisimos tener nuestro equipo. Una tarde me dijeron que en el torneo de la UTN había un lugar libre, llamé a los chicos y nos juntamos esa misma noche. Armamos todo en una esquina del barrio. Un par de semanas después, estábamos debutando en el torneo.

HSJ: ¿Qué recordás de aquel debut?

N: Me acuerdo que perdimos 2 a 1. Al minuto de juego ya estábamos arriba, pero después nos jugó una mala pasada la cancha grande y la falta de experiencia, ya que nuestros rivales llevaban un par de torneos jugados.  También recuerdo lo que fue el viaje, todos juntos en el colectivo de la línea 114, muy emocionados porque íbamos a cumplir un sueño que teníamos desde hace mucho tiempo. Nos importó poco terminar perdiendo la verdad.

HSJ: ¿Fue el primer partido que jugaron en un torneo?

N: Sí, siempre jugábamos en el parque que está cerca de casa, pero entre nosotros.  Este fue nuestro primer torneo y, si mal no recuerdo, terminamos ante últimos. 

HSJ: ¿Eso los desanimó o motivó para seguir adelante?

N: No dudamos en seguir y crecer. Al torneo siguiente conseguimos más jugadores y obtuvimos más o menos el mismo resultado. Al tercer o cuarto torneo, nos empezamos a afianzar como equipo. Se creó el escudo y tuvimos nuestra primera camiseta personalizada, con escudo incluido. Era lisa, naranja y con los números en negro. Un par de torneos después, tuvimos nuestra primera camiseta oficial, ya con diseño.  Desde ese momento hasta hoy, tuvimos tres modelos diferentes y ya está encargada la cuarta, que debutará a fin de este campeonato o principio del otro.

HSJ: ¿Fue siempre naranja o fueron alterando los colores?

N: No, cuando se creo el escudo definitivo, determinamos que el azul iba a ser el color del equipo.

HSJ: ¿Cómo fue el proceso creativo? Es algo que por lo general suele traer conflictos.

N: Fue sencillo, dentro de todo. Uno de los miembros del equipo es diseñador gráfico, así que hizo varías propuestas y votamos una, respetando a la mayoría. Lo mismo para la camiseta.

HSJ: ¿No hubo amenazas de muerte? Suelen ser comunes a la hora de determinar el diseño de una camiseta.

N: (Risas) No, el equipo siempre fue muy democrático. Generalmente los conflictos se presentan cuando hay que meter o sacar algún jugador. Por eso armamos una especie de "comisión directiva" con "los antiguos", que nos reunimos a decidir cosas más complicadas. Bueno, yo ya no como antes, porque ahora vivo lejos, pero sigo en contacto con ellos.

HSJ:  Imagino que incluir jugadores no debe ser problema, pero sacarlos sí. ¿Te tocó afrontar un momento difícil con respecto a eso?

N: Sí, hubo momentos muy conflictivos, tanto para sacar, porque nadie quiere ser "el verdugo", como para poner jugadores.  El tema con incluirlos es que viene uno y te dice "quiero traer a mi amigo y juega de delantero". Y otro igual, y otro. De repente tenés cuatro defensores en todo el equipo y ocho delanteros. Claramente no pueden jugar todos.

HSJ: ¿Qué hicieron para manejar eso? ¿Tienen alguien que los ordene?

N: Sí, tuvimos varios técnicos, que fueron cambiando según como iba el equipo, como pasa en el fútbol profesional. Les dábamos más chances, eso sí, ya que duraban por lo menos un torneo generalmente. El que tenemos actualmente, se llama Esteban y era nuestro goleador, pero hace tres años se rompió la rodilla muy feo y ya no pudo jugar (además de que subió mucho de peso y eso no lo ayudó). Desde ese momento es el DT del equipo.

HSJ: ¿Se lesionó dentro de la cancha?

N: Sí, se había lesionado a mitad del torneo, pero quiso jugar la final por el ascenso. Cuando jugábamos el primer tiempo, cayó en mitad de cancha, destruido.

HSJ: ¿Pudieron seguir jugando después de eso?

N: Sí, fue un partido dificilísimo. Ganamos 1 a 0 y tuvimos el segundo ascenso en nuestra vida. En el torneo son tres categorías y la mayor parte de nuestra historia la vivimos en la C.

HSJ: ¿Y el festejo? ¿se opacó por la lesión?.

N: Se festejó igual, porque él sabía que esto podía pasar, que estaba en riesgo si jugaba y que no tenía que hacerlo. Pero bueno, a veces las ganas de jugar y aportar son más fuertes.

HSJ: ¿Es igual de cabeza dura como técnico?

N: No, es un técnico muy hablador, que tiene las cosas caras y suele transmitir bien las ideas que tiene. Hay muchas veces que tiene que hacer lo que puede con lo que tiene, más que nada con los más jóvenes, que salen el sábado a la noche y el domingo a la mañana no aparecen, pero ha tenido grandes resultados como DT.

HSJ: A este no se lo echa ¿no?

N: Digamos que tiene varias cosas que lo aseguran en su puesto. Están los buenos resultados, la constancia que le pone y el ser parte de los históricos. Además, así como están los jugadores que faltan, está él, que aunque llueva o haya salido, o lo que sea, va igual. No juega, pero siente mucho amor por el equipo, como todos los que estamos desde el principio.

HSJ:  De aquel primer equipo que supo cumplir un sueño, a este de hoy en día, parece haber habido un salto muy grande. ¿Fue así o el crecimiento se dio de manera progresiva y escalonada?

N: La verdad que siento que el equipo creció muchísimo, a veces de a pasos muy cortos y a veces con saltos importantes. Hoy en día estamos militando en la B y tenemos el sueño de llegar a la A. Todavía falta para eso, pero creo que con el tiempo va a llegar.  Ya estuvimos cerca, cuando terminamos 4° en un campeonato, pero no nos alcanzó.

HSJ:  Todavía hablás en primera persona, a pesar de no formar más parte del equipo, al menos físicamente.

N: Es que me siento parte de él. Cuando juego al fútbol acá, uso siempre alguna camiseta de Traperos. Como te dije antes, se está haciendo la nueva camiseta y yo tengo encargada la mía con el número 2 como siempre. Son muchas cosas vividas, muchos sacrificios.

HSJ: ¿Cuándo te alejaste?

N: En junio del año pasado, por motivos laborales me tuve que ir a vivir a Bariloche. Fue muy duro,  creo que lo que más extraño de Buenos Aires es el ritual de levantarme los domingos temprano y desayunar tranquilo, pero ansioso por el partido y viajar esa hora en el colectivo, pensando cómo íbamos a jugar.  Siempre que estoy en Buenos Aires, lo primero que hago es compartir una cerveza con mis amigos.

HSJ: ¿Te pudiste reinsertar en el mundo del fútbol? ¿jugás en Bariloche?

N: Acá se juega. Juego con los del trabajo, con compañeros de la facultad y demás, pero no tiene punto de comparación. Para mi el fútbol era los domingos a la mañana, con mis amigos, con mi equipo, con mi camiseta. Lo que me genera mi equipo es una gran pasión, que hace que me guste mucho más el fútbol.

HSJ: Para terminar ¿hay algún momento que hayas vivido con Traperos dentro de la cancha y te haya quedado marcado?

N: El día de la final que te contaba. El DT. con el que conseguimos aquel ascenso, además de nuestro técnico era un amigo muy querido por todos. Al poco tiempo de lograr el título lamentablemente falleció. Esa mañana de domingo, va a ser nuestro mejor recuerdo en la cancha juntos.

Colabora en esta nota: @sebmaguilera 


        imprimir

Traperos F.C Nicolás Ugarte UTN

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba