ver todas las noticias noticias

El Solitario

NOVIEMBRE | 2013

Nos metemos a analizar el puesto más conflictivo y complejo que puede tener una cancha de fútbol. Ser arquero es jugar un juego bien diferente al de tus compañeros.


        imprimir

El fútbol es un deporte grupal, se juega por equipos y el éxito de su práctica depende de que tan bien funcione el conjunto de ese grupo. Sin embargo, entre esos 11, 5 o 7 que salen a la cancha, hay uno que se podría decir que vive un juego individual dentro de lo grupal, el arquero.

No es fácil ser el 1, se necesita una cabeza bastante especial para eso. Por empezar, estás jugando con las excepciones de todas las reglas conocidas y por conocer. ¿La pelota no puede ser tocada con la mano? vos podés ¿ los otros necesitan cuidarse de no habilitar a nadie? vos no ¿Hay que tener cuidado a la hora de tirarse porque pueden amonestarte por simular? no, en tu caso no...y así con varios ejemplos más.

Es tan individualista y solitario el puesto del arquero que a la hora del teléfono, digo, del sistema táctico, el único número inamovible, que no va a cambiar, que no acepta discusión alguna, es ese 1 del fondo. Incluso es hasta ridículo aclarar ese último puesto, por lo que te dejan afuera del dibujo y nadie se molesta en decir un 1-4-4-2 o 1-3-4-3, etc.

Hasta desde el punto de vista de la moda el mundo del fútbol deja afuera al portero. No importa que tan linda sea la camiseta, que tan moderna se vea o que tan bien le quede a los jugadores, en el caso del golero es antirreglamentario que siquiera se anime a ponerse la misma que sus compañeros. Tiene que conformarse, entonces, con un buzo diseñado especialmente -como Olave -, una pechera - como Assmann- o, en un acercamiento desmedido hacia sus pares, con la casaca suplente de su equipo.

Encima, como si todo esto fuese poco, el éxito del equipo es inversamente proporcional a lo entretenido que sea el partido para el golero. Si el conjunto es sólido, fuerte , si no sufre, si golea, el partido del 1 va a ser, básicamente, para dormirse y solo tendrá que conformarse con tapar una o dos pelotas que sí o sí van a ser bastante difíciles. En cambio, si los jugadores son débiles, ahí se las va a ver fieras y va a tener que cubrir mil y unas para conseguir un empate o alguna que otra victoria esporádica.

¿Alguien le dedica el gol al arquero? no ¿ alguien se cruza toda la cancha para festejar con él? menos ¿hay banderas en su honor? ¿ hay fans que gritan por verlo? ¿lo entrevistan después de cada partido? No, no y no. La vida, el fútbol en sí, es muy injusto con el buen hombre que vuela de palo a palo para que otros se luzcan... ni el sueldo más alto tienen. Pero no todo está perdido, no todo es tan horrible. Vos, purrete - o no tan purrete- que estás buscando tu lugar en la cancha, tenés que saber que si elegís calzarte los guantes también tenés cosas buenas para vivir.

El de guardavallas -como dirían los españoles- es, por lejos, el puesto más longevo dentro del equipo. Profesionalmente es normal ver goleros de 35,36,37 años y más, que todavía son titulares y hasta integran planteles nacionales. En el mundo amateur también pasa algo similar, porque en cualquier canchita se pueden observar a padres o vecinos mayores defendiendo el arco de chicos más jóvenes y sin que se note la diferencia de edad.

De la misma forma, es una posición que puede resistir sobrepeso o falta de actividad. ¿Tenés un par de kilitos de más? ¿hace años que no tocás una pelota más que en la Play? No importa, el arco te recibe y hasta te recompensa para que puedas descansar mientras el resto chiva como condenado. Por último, si bien es verdad que hacer un gol es bastante difícil, por una cuestión lógica de posición en la cancha, cuando se logra la recompensa es mucho mayor que la del resto de los jugadores. Claro, si el 9 la clava en el ángulo con un fierrazo nadie se sorprende, no es noticia y casi que ni tapa -salvo que el partido sea muy importante- pero si lo hace el golero, ahí sí, la gloria, las tapas, las notas, los autógrafos y el nombre guardado para siempre en la historia grande del fútbol mundial.

Así son las cosas, ser arquero tiene sus puntos malos - y son muchos- pero también los buenos - y son otros tantos-. La decisión final es de uno, y es tan individual como el puesto que representa.

Vía: @sebmaguilera


        imprimir

Arquero el solitario

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba