ver todas las entrevistas entrevistas

Hugo Mateos: 30 años formando personas

AGOSTO | 2013

Hugo Mateos jugó en Colo Colo, Estudiantes, Rosario Central y otros tantos clubes a nivel profesional. Hoy, y desde hace 30 años, está abocado a la formación de chicos en su escuelita de Hudson. ¿El fútbol infantil es tan duro como parece? ¿los padres solo piensan en salvarse con el hijo? ¿la competencia influye de manera negativa en la formación? Todo esto nos lo responde en esta entrevista.


        imprimir

HoySeJuega: Tenés una trayectoria destacada, ya que anduviste por varios clubes importantes del país y del exterior, sin embargo, mientras la mayoría de los jugadores retirados prefieren seguir vinculados al fútbol profesional de alguna forma u otra, decidiste dedicarte a los chicos. ¿Cómo tomaste esa determinación?

Hugo Mateos : Para los ex futbolistas es lo más difícil decidir dejar la actividad después de un trayectoria profesional. Pasé por varios clubes lindos, Colo Colo, Estudiantes, Rosario Central y después dije ¿qué hago ahora? me decidí por empezar con una gimnasia infantil, que no era fútbol, y empezamos a juntar por turno cincuenta chicos. Y después decidimos hacer la escuelita de fútbol famosa en Maltería Hudson.

HSJ: ¿Cómo es el mundo del fútbol infantil?

HM: El fútbol infantil es una lucha, es muy lindo, yo digo que la gente que se ocupa de esto a mi me agrada porque no es gente del fútbol y se dedica a los chicos. Conducir chicos es lo más difícil porque son una bomba de tiempo. El chico tiene una realidad que no sabés, vienen de la casa y no sabés si comieron, si tomaron el desayuno. Hay que estar permanentemente encima. No podés decirles, bueno, dos horas de fútbol, porque no sirve, no rinden ¿y cómo van a rendir si por ahí no comieron?

HSJ: Ahí es cuando entra en juego la importancia social de una escuelita de fútbol

HM: ¿Y los problemas de la escuela? ¿y los problemas de la casa? es toda cosa de oficio. Yo digo que no le fallen a los chicos. Al papá por ahí sí, porque los padres son otra cosa, porque se pelean conmigo y listo, pero a los pibes no, jamás se van a pelear, jamás me van a dejar de saludar.

HSJ: Imagino que esa relación con los chicos debe ser de las cosas lindas que te deja esta profesión

HM: Tengo una anécdota muy linda sobre eso. El año pasado cuando Patricio Mussi asume como intendente, después de saludar a mucha gente, viene, me saluda y me dice: “fuiste forma en mi formación. Me formaste como tipo, no como futbolista” y eso es lo que le queda a uno, eso es lo lindo del fútbol, la formación.

HSJ: Dejando de lado la formación de los chicos en sí, quería preguntarte por un tema complicado que recién nombraste ¿cómo son los padres que llevan a los chicos a la escuelita?

HM: El Papá se quiere salvar con el pibe y el chiquito tiene 8, 9 años. Es increíble lo que se ve. Yo tengo en vista profesionales, gente de estudio, que va a los Evita Pueblo y le dice a los padres “¿usted es el papá de Carlitos? que bien que anda ¿no quiere que sea su representante? ¿usted tiene trabajo? le doy 5,000 pesos por mes” y el padre agarra porque se quiere salvar. Andá a saber qué va a ser de la vida de ese chico a los 12, 13 años...ese es el fútbol de hoy en día.

HSJ: ¿Por qué crees que se da eso?

HM: Porque lo que falla acá es la cabeza. Si vos tenés un hijo y a los 6,7 años te lo piden ¿lo das? no, no lo das, porque tenés otro pensamiento. Pero acá no importa eso, acá todos buscan dinero, así van los clubes, así les va a todos. Me quiero salvar con mi hijo. Mentira que te podés salvar con tu hijo, salvate vos, andá a laburar, dale un futuro.

HSJ: Siempre existió esa creencia de que el chico puede salvar a la familia, sin embargo son muy pocos los que realmente llegan a Primera. Desde adentro ¿es muy difícil sacar futbolistas?

HM: Es muy difícil sacar futbolistas. Los padres solamente quieren ganar, que los chiquitos de cinco, seis años sean profesionales y no es así. El chico a esa edad busca la amistad, divertirse, los amigos del barrio y si se los apura se lo van a perder. Yo siempre aconsejo que a los 13 años se los lleve a un club a probarse, pero es muy difícil convencer a los padres de esto, de que esperen.

HSJ: ¿Desde lo organizativo crees que se impulsa o se intenta disminuir esa cultura de ganar o ganar?

HM: Mirá, el año pasado hicimos una reunión entre los delegados de los Evita y les preguntamos ¿por qué no bajan el arco? hay chiquitos de cinco años compitiendo, el arco tiene 2 metros y el chiquito mide 50 cm . Los delegados te dicen “No, hay que patearles arriba para que no lleguen”. Lo mismo con la pelota, que es número 5 y el chiquito tiene un pie al que le queda gigante, entonces les preguntás ¿por qué no cambian el balón? Y “no, porque hay que hacer un nuevo reglamento y ahí mandan los de arriba” te responden...

HSJ: Entonces por un lado se quiere formar chicos pero a la vez, desde la misma gente que organiza, se incentiva la locura general de ganar o ganar. ¿Cómo te llevás con eso?

HM: La competencia no es de mi agrado. Lo que quiero hacer, porque los chicos quieren competir, es invitar a escuelitas a jugar, pero porque es gente que quiere formar, no quieren competir para ganar. Pasa mucho que como yo soy ex jugador, los delegados que no fueron futbolistas me quieren ganar a mi y no es así. Si yo pierdo, pierdo y si gano, gano y listo. Yo tengo otra formación, no hay que querer ganar solamente. A esa gente hay que decirle que le inculquen a los chicos que la competencia es competencia, que ganar es ganar y que perder es perder, pero que siempre va a tener un grupo de amigos, que no se apresuren en querer ir a un club como Boca, que disfruten el momento, sus amigos. Tiempo al tiempo.

HSJ: ¿Es muy difícil la competencia a este nivel?

HM: Acá hay campeonatos con muchas categorías, campeonatos en los que se juega para ganar. Hay equipos con 16 jugadores que por ahí son elegidos por alguien que no sabe como entrenar chicos y a los que no son buenos los mandan a las escuelitas. Yo tengo la obligación de trabajar con esos chicos, le dedico más a ese chico que al que sabe, trabajo mejor con él. Sé que si voy a competir puedo perder todos los partidos porque no saben de fútbol, pero son seres humanos bárbaros, son un ejemplo y ese es el valor que yo me llevo de mi profesión.

HSJ: Imagino que ese grado de desesperación por la victoria termina perjudicando la formación del chico en todos los niveles y no solo en las escuelitas. Es decir, en clubes afiliados a AFA se han despedido entrenadores de juveniles solo por no lograr los resultados esperados.

HM: El otro día estuve con Julio Santella, que es el director de todos los profesores de Boca y jugó conmigo en Estudiantes. Me invitó a ver a un pibe en Novena que según él era un fenómeno. Vamos y cuando estamos ahí le digo ¿por qué no lo prueban dos categorías más arriba a ver que pasa con el pibe? y ahí salta el técnico : “No, no, yo quiero ganar el campeonato de Novena División, mirá si lo pongo al pibe en sexta, se me rompe y no lo puedo usar. Quiero salir campeón”. Mirá lo que es la competencia. Encima después averigüé y el pibe ya tiene representante, apoderado, un sueldo, es una locura.

HSJ: Y a nivel profesional o semi profesional esa locura se incrementa y vos tuviste oportunidad de vivirlo ¿cómo fue tu paso por Berazategui?

HM: Lo de Berazategui fue una linda experiencia. Estuvimos con mi hijo Germán durante tres años, pero bueno, se complica con los barras, ahí está el tema. Nosotros hicimos la mejor campaña de Berazategui en años, no subimos a la C porque perdimos dos veces con Alem en cancha de Quilmes y nos quedamos afuera, pero el grupo y el trabajo que hicimos fue bárbaro. El asunto es que acá trabajás para una semana. Si te va bien un domingo bárbaro,sino ya empiezan a decirte que tendrías que haberlo planteado diferente, que a esta no lo tendrías que haber puesto,etc. Nos fuimos de ahí, descansamos 15 días y nos vino a buscar Alem, el equipo que nos había ganado la final. Nos citaron a las 9 en un salón, cuando nos reunimos vimos que la reunión era con los barras del club, que ellos manejaban todo. Ahí fue cuando dije, dejá, no quiero estar más en el fútbol profesional, es mejor que siga con la escuelita, porque este no es el perfil que tengo yo.


Vía: @sebmaguilera

 


        imprimir

Berazategui Hugo Mateos fútbol infantil Julio Santella

Comentarios | Dejá tu comentario


BIENVENIDO a la COMUNIDAD

HoySeJuega.com |Ingresa Ya!


 
 
 

Vos qué opinas:

¿Cómo elegís un torneo?

  • #Hoysejuega en Facebook

  • #Hoysejuega en Twitter

  • #Hoysejuega en Instagram

    Instagram
  • #Hoysejuega en Pinterest

    Follow Me on Pinterest

ir arriba